English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Arabic Chinese Simplified
TRANSLATE!

29 marzo 2015

BIZCOCHO DE CLARAS

Hoy os traigo una receta de aprovechamiento para cuando os sobran claras y no sabéis qué hacer con ellas. Se trata de un bizcocho superesponjoso, de los que se hace solo, ideal para una merienda. ¡Os va a encantar!

Ingredientes: 6 claras de huevo; 250 ml leche; 300 g harina; 300 g azúcar; 1 sobre azúcar avainillado; 175 g mantequilla; 4 cucharaditas levadura; 1 pizca sal.

Preparación: Poner en el robot las claras junto a la mantequilla fundida, la leche y el azúcar y batir con las varillas durante unos minutos hasta obtener una crema. Añadir la mezcla de harina y levadura poco a poco y continuar batiendo hasta obtener una masa cremosa.

Engrasar un molde alargardo con aceite y volcar la masa repartiendo bien. Cocinar en el horno, precalentado a 180 ºC (calor arriba y abajo con ventilador), durante 1 hora. Comprobar que el bizcocho está hecho pinchando con un palillo que debe salir limpio. Fácil ¿no?


26 marzo 2015

PANECILLOS CON POOLISH DE YOGUR - 12 RECETAS, 12 BLOGUERS

¡Holaaaaaaaaaaaaaa! Aquí estamos de nuevo, un mes más, aunque esta vez un poco más tarde de lo que hubiera querido pero a veces es complicado llegar a todo...Una quiere participar en todos los retos posibles y a veces no llegooooooooo.

Bueno, vamos a lo que vamos que se me va la pinza...Ya sabéis que a principios de año di a luz (¡que poético!) esta iniciativa, 12 Recetas, 12 Bloguers, con la que pretendo homenajear a todas esas queridas blogueras que siempre están ahí y que han hecho posible que mi blog sea lo que es hoy, un punto de reunión para disfrutar de lo que más nos gusta que es cocinar.

Y como de cocinar se trata, este mes la elegida (ya sabéis, porque yo lo valgo jajajajaja) es mi querida Julia del blog Julia y sus recetas. Esta manchega de nacimiento y andaluza de adopción, como ella misma se define, es sencilla a la par que elegante en sus recetas, su blog es una delicia continua que no deja de sorprenderme y que si aún no conocéis ¡no tenéis perdón porque os va a encantar! Gracias guapa por cada vez que elogias alguna de las mías, es todo un honor.

De entre las muchísimas recetas que podría haber elegido para homenajear la cocina de Julia, ésta representaba un verdadero reto para mi, no sólo porque no soy lo que se dice una experta en el arte de preparar pan sino porque desde que la vi me intrigó lo del poolish jajajajajaja.

Para quien no lo sepa (una que se informa de todo), el poolish es una masa madre de las llamadas blandas cuyo nombre viene dado por los franceses en honor a los panaderos polacos que les enseñaron a realizar esta técnica para mejorar el pan hace siglos. En este caso lleva, además de harina, agua y levadura, un poco de yogur y esto le da una esponjosidad al bollito final escandalosamente buena.

Así que, ni corta ni perezosa, me puse manos a la masa a preparar sus panecillos con poolish de yogur...¡no sabéis lo ricos que quedan! A mi me recuerdan un poco a los famosos molletes de Antequera y resultan ideales para un bocadillito o en tostadas. ¡En casa han volado!

Ingredientes del poolish: 100 g harina; 100 g yogur griego; 5 g levadura fresca; 70 ml agua templada.

Ingredientes de la masa: 500 g harina; 10 g sal; 225 ml agua; 5 g levadura fresca; poolish.

Preparación: Es mejor utilizar harina de fuerza pero como aquí no la encuentro yo he utilizado normal. Empezamos preparando el poolish de yogur. Para ello poner en un bol el agua templada y disolver la levadura. Añadir el yogur y mezclar bien. Finalmente añadir la harina y deshacer bien para que no queden grumos. Tapar y dejar fermentar en la nevera hasta el día siguiente.

Para preparar la masa de los panecillos disolver la levadura en 25 ml de agua templada. En un bol grande poner la harina junto con la sal, el resto del agua y el poolish y amasar bien. Al final añadir la levadura disuelta y seguir amasando para unir todos los ingredientes.

Espolvorear con poca harina la superficie de trabajo, sacar la masa del bol y seguir amasando durante unos minutos más. Debe quedarnos una masa elástica que no se pega a las manos. Dejar reposar en el bol tapado durante 15 minutos.

Cortar la masa en 8 trozos y darles forma de bola. Colocar en la bandeja del horno forrada de papel sulfurizado, tapar y dejar en el horno apagado y con la luz encendida durante 3 horas (o en un lugar cálido).

Cuando hayan doblado su tamaño darles un corte con una tijera, espolvorear cada pan con harina y agua y hornear a 250 ºC (horno arriba y abajo con ventilador y un recipiente con agua en el fondo para crear vapor) durante 15 minutos. Deben quedar doraditos, no demasiado tostados. Recién calentitos están de vicio pero una vez fríos los podéis congelar si no los vaís a consumir enseguida.



Antes de despedirnos hasta el mes que viene (uy uy ¿quién será la próxima?), he pedido a Julia que conteste a mi pequeño test con el que sabremos un poquitín más de ella. ¡Gracias guapa, por la receta y por prestarte a contestar! Jejejejeje.

  1. Un ingrediente: La harina, es muy versátil
  2. Una fuente de inspiración: Varias...mis padres, los libros y los productos con los que cocino
  3. Un utensilio: La batidora de varillas
  4. Una afición: La lectura
  5. Un destino: Egipto
  6. Una comida: Carrilladas al vino tinto
  7. Un libro: Muchos..por ejemplo "Lo que encontré bajo el sofá" (Eloy Moreno)
  8. Una película: Uuufff, muchas...la última que he visto..."La teoria del todo"
  9. Un sueño: Que mis hijos tengan una vida, al menos, como la que tengo yo
  10. Cocinar es...para mi, relax y disfrute, donde soy yo misma, mi cocina es como yo
¡Ah! Y si te apetece compartir la entrada ¡estás en tu casa! ¡Un besito!


22 marzo 2015

TARTA DE FRESAS

Hoy, como cada día 22, nos toca el Reto Color Y Sabor de Temporada y este mes Pilar, del blog Postres originales, nos propone como fruta la fresa y como verdura el brócoli. ¡Pues otra vez lo tenía clarísimo! Y es que, hace muy poco, ya publiqué una torta de brócoli para otro reto así que no iba a repetirme ¿no?

Tenía esta receta pendiente de hacer desde hace tiempo (ya sabéis...esa lista larguísima de pendientes que solemos tener en el cajón) así que el toque de las fresas, que empiezan a encontrarse en los supermercados (aunque, todo sea dicho, a unos precios aún prohibitivos), no ha hecho si no que mejorarla. ¡Veréis que sencilla y que rica!

Ingredientes: 60 g mantequilla; 100 g azúcar; 2 huevos; 100 g queso quark; 100 g yogur griego; 160 g harina; 1/2 sobre levadura; una pizca canela; 6 fresas grandes; azúcar glas.

Preparación: Con las varillas batimos la mantequilla (deshecha en el microondas durante 30 segundos) junto con el azúcar para formar una crema. Añadimos los huevos, uno a uno, y seguimos batiendo. Añadimos el queso y el yogur y continuamos batiendo. Finalmente añadimos la harina tamizada y mezclada con la levadura y con la canela y batimos hasta obtener una crema no muy líquida.

Lavamos las fresas y les quitamos el pedúnculo. Tres las troceamos pequeñas y las incorporamos a la masa, mezclando todo bien con una espátula. Las otras tres las hacemos láminas y las reservamos.

Volcamos la masa en un molde en forma de corazón, previamente engrasado con aceite. Repartimos bien golpeando sobre una superficie. Colocamos las láminas de fresa por toda la superficie hundiéndolas un poco en la masa.

Hornear a 180 ºC (arriba y abajo con ventilación) durante 40 minutos. Dejar enfríar, desmoldar y espolvorear ligeramente con azúcar glas. Servir.



Espero que os guste mi propuesta para el Reto Color y Sabor de Temporada y deseando estoy de ver las de mis compañeras. ¡Hasta el mes que viene!

20 marzo 2015

COL RIZADA ESTOFADA CON HUEVO

Ya sabéis que me encanta la cocina sencilla, es una de las señas de identidad de este blog. Recetas que sean fáciles y ricas como ésta que os traigo hoy y que os soluciona una cena. La única complicación, si es que la tiene, es encontrar la col rizada...

La col rizada, también llamada col ornamental o col crespa, aquí es tremendamente popular y la venden ya finamente picada para preparar el famoso boerenkoolstamppot. Así que ¡complicaciones las mínimas!

Ingredientes: 1 diente ajo; 25 g mantequilla; 1 cucharadita pimentón; 1 cucharadita orégano; 1 cucharadita guindilla molida; 200 g col rizada; 1 pimiento rojo; 1 cebolla; 250 g salsa tomate; 4 huevos.

Preparación: En una sartén derretir la mantequilla y sofreír durante 1 minuto la guindilla, el orégano y el pimentón, mezclando bien.

Añadir el ajo pelado y picado, la col rizada picada, la cebolla pelada y picada y el pimiento limpio de semillas y picado. Rehogar a fuego suave durante 10 minutos mezclando bien.

Añadir la salsa de tomate, mezclar y continuar rehogando durante 10 minutos más. Cascar los huevos por encima, salpimentar y tapar. Cocinar hasta que la clara esté cuajada. Servir caliente en la propia sartén.


17 marzo 2015

SALSA STROGANOFF AL VERMUT (SALSERA INVITADA)

Os confieso que la entrada de hoy me hace especial ilusión. En primer lugar porque hace mucho tiempo que quería hacer esta salsa. La tenía apuntada en mi lista de "pendientes" (esa lista laaaaaaaaaaaaaaaaarga que nunca se termina) desde que la probé en una cena en casa de mis suegros. Mi suegro, un gran cocinero, había preparado una carne aderezada con esta salsa y me pareció sencillamente exquisita.

Y en segundo lugar porque, cuando ya la tenía preparada, recibí una invitación de Tito, nuestro salsero mayor en Las salsas de la vida, ¡para ser salsera invitada! ¿EN SEERIOOOOOOOOOO? UOOOOOOOOOOO ¡madre mía, que honor! ¡mi salsa entre l@s elegid@s! ¡yupiiiiiiiiiiii! Me lo he pasado bomba contestando a las preguntas de Tito que, si no le conocéis, es de lo más divertido así que, si queréis ver la entrevista completa, pinchad aquí.

Bueno, pues después de tanto famoseo volvamos a la receta que, además, es la 301 oleeeeeeeeeeeeee. Lo más complicado, si es que tiene algo de complicado, es encontrar el punto justo de picante. Aquí depende de cada uno, a mi no me gusta demasiado porque dejo de apreciar los sabores, pero es cuestión de probar. La receta original lleva vodka pero como tengo un fabuloso vermut casero en casa, mi receta lleva vermut en lugar de vodka...¡riquísimo! También he utilizado champiñones marrones (aquí en Holanda se llaman "castaña" y son muy comunes) pero podéis utilizar los blancos si no los encontráis.

¡Vamos allá!

Ingredientes: 225 g champiñones marrones; 2 cebollas; 1/2 pimiento rojo; 1/2 pimiento amarillo; 1 diente ajo; 1 vasito (de chupito) de vermut; 1 cucharadita guindilla molida; 1 cucharadita pimentón dulce; 1 dado caldo carne; 240 g salsa de tomate; 1 cucharadita azúcar; 1 chorrito generoso de nata líquida; aceite.

Preparación: Pelar y picar la cebolla y el ajo en el robot. Limpiar los pimientos de semillas y picarlos también en el robot. Cortar los champiñones limpios en rodajas finas.

En una sartén cubrir ligeramente el fondo con aceite y sofreír a fuego suave la cebolla, el ajo y el pimiento durante 10 minutos. Añadir los champiñones, mezclar los ingredientes y dejar cocinar a fuego suave tapado durante 30 minutos (remover de cuando en cuando).

Añadir el vasito de vermut por encima y dejar cocinar hasta evaporar el alcohol (unos 10 minutos). Deshacer el dado de caldo por encima, añadir la guindilla y el pimentón, añadir la salsa de tomate y rectificar la acidez con el azúcar. Si es necesario rectificar el punto de sal. Dejar cocinar a fuego suave tapado durante 15 minutos. Si os gusta más picante podéis ir añadiendo más guindilla.

Apagar el fuego, añadir la nata y mezclar bien. Dejar reposar unos minutos.




Es una salsa ideal para carnes pero también podéis usarla con pasta o acompañada de verduras y arroz. Además, podéis hacerla en cantidad y congelarla sin problemas.


15 marzo 2015

GYOZA (RAVIOLIS JAPONESES) #CocinasdelmundoJapon

Tenía muchas no, muchísimas ganas de hacer esta receta desde que la probé en un restaurante, el Yokohama, al que solía ir bastante cuando vivía en Tarragona. Yo no soy fan del sushi, mejor dicho, no me gusta nada (si ¿que pasa?) , pero a mi chico le encanta así que cuando íbamos a cenar el tenía claro lo que quería y yo buceaba en la carta en busca de algo que no fuera el consabido sushi...

Por suerte, un día probé estos llamémosle raviolis japoneses o gyoza y ¡me enamoré de ellos! Que cosa más rica, mojadas en la salsita...mmmmmmm. Así que me apunté en mi lista de "pendientes" que algún día tendría que intentar hacerlas.

Cuando este mes Mar de La Cocina de Mar nos propuso como nuevo destino del Reto Cocinas del Mundo visitar Japón lo tuve clarísimo...¡Había llegado el momento perfecto para preparar esta receta! ¡yupiiiiiiiiiiiiii! Me puse manos a la obra a buscar los ingredientes...

Para preparar los gyoza (ギョーザ o ギョウザ en japonés) es mucho más fácil utilizar la masa que venden en establecimientos de cocina oriental. En este caso, yo no he tenido tiempo de ir a comprarla así que busqué la receta para hacerla también y os aseguro que han quedado de rechupete. ¡Gracias a Las recetas de Yoli por compartirla!

Ingredientes para la masa: 400 g harina; 200 ml agua templada; 1 cucharadita sal; maizena.

Ingredientes para el relleno y salsa: 250 g carne ternera (o cerdo) picada; 2 ajos tiernos; 100 g col china; 1 huevo; 2 cucharaditas jengibre molido; 6 cucharadas salsa soja; 4 cucharadas vinagre; aceite; 120 ml agua.

Preparación: En un bol poner la carne con los ajos tiernos picados, la col china muy picada, el huevo, el jengibre y dos cucharadas de salsa de soja. Mezclar muy bien y dejar reposar en la nevera durante 1 hora para que coja bien los sabores.

En otro bol poner la harina, hacer un hueco y poner el agua y la sal. Con una espátula comenzar a mezclar hasta obtener una masa que podamos trabajar con las manos. Sacamos la masa a la superficie de trabajo espolvoreada ligeramente con maizena y trabajamos un poco hasta obtener una masa elástica que no se pega a los dedos. Dejar reposar en el bol cubierta con un paño húmedo durante 20 minutos.

Estirar la masa con un rodillo hasta obtener una película fina. Cortar con una copa trozos de masa redonda en forma de obleas que mantendremos espolvoreadas de maizena para evitar que se peguen. Poner en cada oblea una cucharadita de relleno, humedecer el borde con agua y cerrar la masa sellando los extremos. Le damos forma haciendo pliegues en el borde para que queden más resultonas (más abajo os pongo un video y una foto). Con esta cantidad de masa y relleno os saldrán unas 40 unidades. 

En una cacerola grande cubrir el fondo con aceite y calentar. Cuando esté caliente colocar las empanadillas por la base y freír hasta que la base esté dorada (unos 3-4 minutos). Añadir el agua, tapar y dejar cocinar durante 5 minutos.

Servir las empanadillas acompañadas de una salsa que haremos mezclando el vinagre con 4 cucharadas de salsa de soja.

 ¿A que han quedado de lujo?

Aquí os dejo un vídeo para que veáis más fácilmente cómo hacer los pliegues de los raviolis:


Aquí tenéis los gyoza antes de cocinarlos

Pues con esta receta de la que estoy muy orgullosa participo en el Reto Cocinas del Mundo - Japón, seguro que riquísimo todo lo que preparan el resto de participantes. ¡Hasta el próximo mes!


13 marzo 2015

CREMA DE ZANAHORIA

Entre reto y reto hoy os traigo una crema sencillísima pero muy muy rica, una crema cuya base es la zanahoria y que nos aporta vitamina A, beneficiosa para la visión y el crecimiento de los huesos; vitamina E importante para el sistema inmune; y vitamina K, importante para la coagulación de la sangre y la salud ósea en los ancianos.

¡Vamos allá!

Ingredientes: 250 g patatas; 1 cebolla grande; 50 g mantequilla; 650 g zanahorias; 2 dientes ajo; 2 dados caldo verduras; 2 cucharaditas azúcar; 1 l agua; cilantro fresco; crostones de pan (si os gustan).

Preaparación: Pelar las patatas y cortar en daditos.Pelar y picar la cebolla y los ajos. Raspar las zanahorias y cortar en rodajas.

En una cacerola poner la mantequilla a fundir y sofreír la cebolla y el ajo durante unos minutos a fuego suave. Añadir las zanahorias y continuar rehogando. Finalmente añadir las patatas, los dados de caldo desmenuzados, el azúcar y el agua y cocinar a fuego suave durante 30 minutos.

Triturar con la batidora hasta obtener una crema. Salpimentar al gusto. Servir con unas hojas de cilantro y (a quien le guste) crostones de pan. ¡Está deliciosa!


10 marzo 2015

BACALAO AL ESTILO CATALÁN #teconozcobacalaoTS

Un mes más volvemos con el reto que organiza La Cocina Typical Spanish. Después de haber tenido el honor de ser blog anfitrión del mes de febrero y de haber sido entrevistada, volvemos a la normalidad con una nueva propuesta, esta vez (desvelamos por fin el secreto) una receta con bacalao, un pescado tradicional y muy versátil.

Como siempre, tenemos que preparar una receta en la que el ingrediente principal sea el bacalao, una receta tradicional del recetario español ya que tratamos de preservar y dar a conocer nuestra propia cultura gastronómica. Así que yo me he decantado por una receta que es un pequeño homenaje a la tierra que me ha acogido durante 10 años jejejejeje. ¿Lo más rico de la receta? La salsa, sin ninguna duda...

Ingredientes: 500 g bacalao congelado; 2 tomates; 50 g piñones; 50 g almendras peladas; 4 patatas; 3 dientes ajo; 1 rama perejil; harina; aceite; sal.

Preparación: Dejamos descongelar los lomos limpios de bacalao y los secamos con papel absorbente. Cortamos en trozos pequeños y enharinamos. En una sartén ponemos una base de aceite y, cuando esté caliente, freímos el bacalao por ambos lados retirando a un plato con papel absorbente. Reservar.

En el mismo aceite (colado) sofreímos los tomates pelados y cortados en daditos. Mientras, pelamos los ajos y los ponemos en un mortero junto con los piñones, las almendras y el perejil y majamos hasta obtener una pasta que desleímos con un vaso de agua. Vertemos sobre el tomate, mezclamos y cocinamos a fuego suave durante 10 minutos.

En este punto podemos elegir si trituramos la salsa con la batidora o la dejamos tal cual. A mi, personalmente, me gusta sin triturar porque le da su gracia encontrar los frutos secos. Decidamos una u otra opción es hora de pelar las patatas, cortarlas en rodajas no muy gruesas y colocarlas encima de la salsa. Tapar y cocer a fuego suave durante 20 minutos.

Añadir los trozos de bacalao al guiso, añadir más agua si está muy seco y seguir cocinando tapado durante otros 15 minutos más. Rectificar de sal si es necesario y servir caliente.



Pues con este estupendo guiso, que lo tiene todo para triunfar, participo en la iniciativa #teconozcobacalaoTS. Hasta el próximo mes que, prometo, será sumamente interesante. ¡No os lo perdáis!


07 marzo 2015

PASTEL DE CARNE, CHAMPIÑONES Y PANCETA

¿Y de qué va la receta de hoy? Pues exactamente de lo que dice el título...fácil ¿no? jajajajajaja Hoy os traigo un pastel de carne muy sencillo y muy rico, que os puede solucionar una cena en un pis pas. Para darle un puntito le he puesto un poquito de panceta y unos ricos champiñones, de los de tipo "castaña" que ya os he comentado, son muy típicos por aquí.

Ingredientes: 1 puerro; 1 diente ajo; 125 g panceta; 500 g carne picada; 3 rebanadas pan integral; 100 ml leche; 200 g champiñones; 1 cucharada albahaca; aceite; sal; pimienta.

Preparación: En una sartén sin aceite sofreír la panceta en daditos hasta que esté dorada. Retirar y reservar. En la misma sartén añadir una cucharada de aceite y sofreír los champiñones cortados en láminas hasta que estén dorados. Retirar y reservar.

Limpiar el puerro y el ajo y picarlos finos. Poner la carne picada en un bol, salpimentar al gusto, mezclar con el puerro y el ajo.

Quitar los bordes al pan, cortarlo en trozos y ponerlo en un plato con la leche durante 2 minutos. Añadir a la carne junto con la panceta y la albahaca y mezclar muy bien deshaciendo el pan.

Engrasar un molde alargado con aceite o mantequilla y poner una capa de la mezcla de carne, una de champiñones, otra de carne y acabar con la de champiñones.

Hornear (horno arriba y abajo con ventilador, precalentado a 180 ºC) durante 45 minutos. Desmoldar y servir caliente. ¡Rico rico de verdad!



04 marzo 2015

DOLCETTI PASQUALI - RETO DULCE CRI: MARCHE

¡Buenos días! Hoy vengo con la propuesta dulce de este mes para el Reto Cocina Regional Italiana que, como sabéis, nos lleva de viaje por la gastronomía italiana más tradicional. Y tengo que decir que estoy muy contenta de haber elegido esta receta porque estos dulces están, sencillamente, riquísimos.

Como siempre, os cuento la receta y luego seguimos la historia...

Ingredientes: 600 g harina; 260 g azúcar; 140 g mantequilla; 4 huevos; 20 g piñones; 2 sobres levadura; 100 ml leche; ralladura de una naranja; una pizca canela.

Preparación: Ablandar la mantequilla en el microondas (30 segundos) y unirla al azúcar en un bol grande y trabajar con una varilla hasta obtener una crema. Añadir 3 huevos enteros (uno cada vez, integrar antes de añadir el siguiente) y la clara de otro (reservar la yema) y continuar trabajando con la varilla. Añadir la ralladura de naranja y la canela y mezclar bien.

En un bol profundo poner la harina junto a la levadura y añadir la mezcla anterior y comenzar a amasar añadiendo, poco a poco, la leche tibia. No os paséis con la leche porque no podréis trabajar la masa. Si os pasa añadid un par de cucharadas de harina. Amasar con las manos hasta obtener una masa lisa y elástica que no se pega a las manos.

Sacar la masa del bol y colocarla encima de la superficie de trabajo enharinada y amasar un poquito. Cortar (con un cuchillo) trozos de masa y hacer bolas del tamaño de una albóndiga. Con esta masa salen unas 40 bolas. Aplastar cada bola, meter el dedo en el centro y hacer girar sobre la superficie hasta formar una rosquilla (más abajo os pongo un vídeo para que veáis la técnica que a mi me funciona).

Poner agua en una olla a calentar y, cuando esté hirviendo, añadir las rosquillas una a una, dejarlas 5-6 segundos (flotan) y sacarlas con una rasera escurriendo bien el agua. Colocar las rosquillas directamente sobre la fuente de horno forrada con papel sulfurizado.

Pintar las rosquillas con la yema batida y decorar con los piñones. Cocinar en el horno, precalentado a 200 ºC, durante 10 minutos a esa temperatura y después otros 10 minutos a 180 ºC. Sacar y dejar enfríar. Se pueden guardar y conservar en una lata.



Por si os puede ayudar, os dejo aquí el vídeo de como hacer las rosquillas.


Estos dulcecitos de Pascua (literalmente es lo que significa su nombre) son típicos de la región de Marche, que es la que visitamos este mes. Es fácil adivinar que se preparan, sobre todo, en Semana Santa y os diré que me ha sorprendido lo suaves que están en el interior a pesar de que parecen rosquillas crujientes. ¡Un descubrimiento!


En esta ocasión he respetado bastante la receta original aunque en lugar de ralladura de limón he utilizado de naranja. Os la reproduzco tal cual viene en el libro.


Y ahora si, vamos con la parte que más me gusta, las versiones de las participantes. ¡Cada vez me sorprenden más! ¡Gracias por colaborar!

Nieves, de La cajita de nieveselena, es una fiel seguidora del reto y dice que los dulces están exquisitos...¡tienen una pinta estupendísima!

Lydia, de Glace Moka, se estrena en el reto con una fantástica versión de estas rosquillas que, ya os lo digo, van a ser famosas en la blogosfera.


Mi prima Mar, que nunca se pierde un reto, ha preferido hacer el dulce en versión maxi, de lo cual estarán muy contentas sus compañeras de trabajo jajajajaja


Rosi, del blog Mi mundo pincake, ha preparado estas rosquillas que le han encantado...¡me alegro!


Y, aunque un poco tarde pero siempre bienvenida, Maribel, del blog Sweet Blessings, participa por primera vez con esta espectacular versión coloreada de nuestras rosquillas


¡Pues hasta aquí el reto de este mes! Atent@s porque volvemos el mes que viene con una nueva propuesta dulce igual de rica...¡o más!



03 marzo 2015

STROZZAPRETI - RETO SALADO CRI: MARCHE

Parece mentira pero ¡ya hemos pasado el ecuador del Reto Cocina Regional Italiana! Y es que estamos en el reto nº 10 y hoy nos toca la receta salada. Para esta ocasión he elegido una pasta fresca tan curiosa como su nombre...Pero como siempre, primero os cuento la receta y después seguimos hablando de su historia.

En esta ocasión he utilizado la mitad de ingredientes ya que sólo somos dos. La pasta tiene buen sabor pero encuentro que la condimentación hace que se quede un poco seca. Quizás con una salsa ganaría mas.

Ingredientes: 300 g espinacas frescas; 200 g harina; 75 g mascarpone; 80 g parmesano rallado; 1 huevo; 40 g mantequilla; sal.

Preparación: Lavar las espinacas y ponerlas en una olla con un vaso de agua. Cocer tapadas durante 5 minutos. Eliminar bien el agua (machacar con una cuchara) y cortar pequeñito.

En una sartén poner 15 g de mantequilla y sofreír las espinacas durante 5 minutos. Añadir una pizca de sal y el mascarpone y retirar del fuego. Mezclar muy bien y dejar enfríar.

En un bol colocar la harina y añadir las espinacas, 30 g de queso parmesano rallado y el huevo batido. Amasar (primero con la cuchara y después con las manos) hasta obtener una masa que no se pega en los dedos (yo he tenido que añadir un poco más de harina sobre la marcha). Sacar la masa del bol y colocarla sobre la superficie de trabajo enharinada y continuar trabajando la masa.

Extender con las manos hasta tener una superficie rectangular y no muy gruesa. Cortar tiras de un dedo de ancho e ir rodándolas entre las dos palmas formando bastoncitos que no tienen por qué ser perfectos. Reservar sobre una superficie con harina.

Poner agua a hervir y cocer la pasta el tiempo suficiente para que floten, momento en el que se retiran con una rasera y se colocan en una fuente de horno previamente engrasada con un poco de la mantequilla sobrante.

Colocar por encima el resto de la mantequilla en daditos y espolvorear con el resto de queso parmesano. Hornear a 180 ºC durante 40 minutos.


Los strozzapreti tienen un nombre muy curioso que, literalmente, significa "asfixiacuras". La primera leyenda que explicaría el nombre tan original de este plato cuenta que los sacerdotes glotones quedaban tan cautivados por esta sabrosa pasta que la comían demasiado rápido y se asfixiaban, a veces hasta la muerte. La otra, menos trágica, hace referencia a la forma de prepararla "estrangulando" las tiras de masa y suponiendo que el ama de casa que las preparaba expresaba tal rabia (quizá debido a la miseria y dificultades de su vida) que sería capaz "de estrangular a un cura". Sea como fuere, es un plato que se prepara, entre otras, en la región de Marche, que es la que visitamos este mes.


Aquí os dejo la receta original que, en mi opinión, puede dar de comer ¡a un regimiento de curas!


Y, por fin, vamos con las recetas de nuestras participantes a las que siempre tengo que agradecer su fidelidad. ¡Gracias!

Rosi, del blog Mi mundo pincake, me envía esta versión con salsa de queso que en su casa ha encantado, aunque sea una pasta un poco laboriosa

Y mi prima Mar, fiel a su cita mensual, me ha enviado su versión que, como ella dice, parecen "boqueroncitos fritos" jajajajajaja


¡Pues hasta aquí el reto de este mes! Atent@s porque volvemos el mes que viene con una nueva propuesta salada igual de rica...¡o más!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...