English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Arabic Chinese Simplified
TRANSLATE!

20 septiembre 2017

PAN RELLENO DE PESTO ROJO

Tengo que confesar que hacer pan me gusta cada día más. No tengo panificadora ni creo que me la compre pero eso no es excusa para no tratar de hacer panes diferentes y es que amasar es, para mi, la mar de relajante. Es obvio que no soy una experta pero si que cada día me atrevo más y voy mejorando la técnica aunque no llego, ni de lejos, a otras compañeras a las que envidio (de forma sana) profundamente.

Así que el otro día me puse a experimentar y he preparado esta delicia que es super sencilla de hacer. Admite cualquier relleno que os guste, yo en este caso he hecho una variante de mi tapenade de tomate que tanto nos gusta en casa. Queda la mar de resultón y muy tierno ¡ya veréis!


Ingredientes para la masa: 500 g harina; 1 sobre levadura seca de panadero; 10 g azúcar; 30 g mantequilla; 300 ml leche; 1 huevo.

Ingredientes para el pesto rojo: 100 g tomates secos (en aceite); 2 dientes ajo grandes; 1 cucharada orégano seco; 1 cucharada tomillo seco; 8 aceitunas negras; 2 cucharadas queso parmesano rallado; 7 cucharadas aceite; pimienta.

Preparación: Poner en el bol de la amasadora la harina mezclada con la levadura y el azúcar. Añadir la mantequilla blandita y comenzar a amasar. Ir añadiendo la leche poco a poco y una pizca de sal hasta formar una masa que se despega de las paredes.

Pasar la masa a la mesa, ligeramente enharinada, y continuar amasando durante 10 minutos hasta obtener una masa lisa y homogénea. Dejar levar en el mismo bol, tapada y al abrigo de corrientes, durante 1 hora.

Mientras, poner en el vaso de la batidora todos los ingredientes del pesto rojo y triturar hasta obtener una crema con una textura para untar.

Dividir la masa en dos partes. Extender cada una de ellas con el rodillo formando un disco de unos 25 cm de diámetro. Extender sobre cada parte la mitad del pesto rojo como si fuera el tomate en una base de pizza. Enrollar el disco sobre si mismo hasta formar un rulo. Cortar el rulo en discos gruesos y colocar los discos en posición vertical bien juntos rellenando completamente un molde cuadrado que, previamente, habremos engrasado.



Dejar levar tapado y al abrigo de la corriente durante otra hora. Pintar con cuidado todo el pan con la yema de huevo batida y hornear a 200 ºC durante 20'25 minutos. Servir ¡y disfrutar!




17 septiembre 2017

PREKMURSKA GIBANICA #CocinasdelMundoEslovenia

¡Buen y lluvioso domingo! Este mes de septiembre está siendo particularmente lluvioso en Holanda así que una receta como la que os traigo hoy está especialmente indicada. Volvemos, como cada tercer domingo, a nuestro viaje por el mundo de la mano del Reto Cocinas del Mundo y esta vez nuestra anfitriona vuelve a ser Teresa, de Casa Tere, que nos ha invitado a visitar Eslovenia.

Como me suele pasar cada vez que nos proponen un destino "no común", buceo en su gastronomía para mi desconocida y me llevo muy gratas sorpresas. Como la receta que he elegido que, contrariamente a lo que suele ser habitual en mi, esta vez es dulce y con un nombre impronunciable: la prekmurska gibanica, un tipo de tarta a capas que, aunque originaria de la región de Prekmurje, ha logrado el estatus de especialidad nacional de Eslovenia.


Es muy sencilla de preparar y el tiempo que os va a llevar hacerla tiene más que ver con preparar los diferentes rellenos que con cocinar la tarta en si. He visto muchas recetas pero la que me ha gustado especialmente es la de esta señora que la explica perfectamente.

Ingredientes para el relleno 1: 125 g semillas amapola; 2 cucharadas azúcar; 10 cucharadas leche tibia.

Ingredientes para el relleno 2: 125 g nueces; 2 cucharadas azúcar; 1 cucharadita canela; 1 chupito ron moreno.

Ingredientes para el relleno 3: 400 g queso cottage; 2 cucharadas crème fraîche; 2 cucharadas azúcar; 1 huevo.

Ingredientes para el relleno 4: 4 manzanas; 2 cucharadas azúcar; 1 cucharadita canela; zumo 1/2 limón; ralladura limón.

Ingredientes para la tarta: 12 láminas pasta filo; rellenos 1-4; mantequilla; azúcar glas.

Preparación: Empezamos preparando los diferentes rellenos.

Para el relleno 1, poner en un recipiente las semillas de amapola mezcladas con el azúcar y añadir la leche tibia. Mezclar bien hasta formar una especie de pasta y reservar.

Para el relleno 2, picar muy bien las nueces en el robot y mezclar en un recipiente con la canela y el azúcar. Añadir el ron, mezclar bien hasta formar una especie de pasta y reservar.

Para el relleno 3, poner en un recipiente el queso cottage junto con la crème fraîche, el azúcar y el huevo y mezclar muy bien. Reservar.

Finalmente, para el relleno 4 pelar y rallar las manzanas y mezclar con el azúcar, la canela, la ralladura de limón y el zumo de limón. Reservar.

Para montar la tarta utilizar un molde cuadrado, previamente engrasado, y láminas de pasta filo del tamaño del molde. Cada vez que coloquemos una lámina de pasta filo es necesario pincelarla con mantequilla fundida.

En el fondo del molde poner dos láminas. Poner la mitad del relleno 1 (de semillas) bien extendido y cubrir con una lámina de pasta. Poner la mitad del relleno 2 (de nueces) bien extendido y cubrir con una lámina de pasta. Repetir el proceso con el relleno 3 (de queso) y 4 (de manzana) y cubrir al final con dos láminas de pasta. Volver a repetir la misma secuencia con el resto de relleno hasta finalizar con dos láminas de pasta.




Pincelar con mantequilla y hornear a 180 ºC durante 50 minutos. Antes de servir cada trozo espolvorear con azúcar glas. Es una mezcla de sabores muy rica pero bastante contundente así que un trocito pequeñín jejejejeje.


Pues con esta receta tan curiosa participo en el reto Cocinas del Mundo - Eslovenia y me despido hasta el próximo mes y destino.


14 septiembre 2017

PATATAS CON COMINO (ALOO JEERA)

Esta es una de esas recetas de acompañamiento que le dará un toque especial a vuestras carnes o pescados. Es una receta india, con multitud de especias, que hacen de estas patatas un platillo diferente. ¡Y tan fácil!

Ingredientes: 6 patatas medianas; 1 cebolla; 2 cucharadas salsa tomate; 2 cucharadas aceite; 1/2 cucharadita cúrcuma molida; 1/2 cucharadita guindilla molida; 1 cucharadita comino molido; 1 cucharadita cilantro molido; 1/2 limón; sal; pimienta; 2 ramas cilantro fresco.

Preparación: Hervir las patatas peladas y en cubos grandes en abundante agua con sal durante 8 minutos. Eliminar el agua por completo y reservar.

En una sartén calentar el aceite y sofreír la cebolla pelada y picada. Incorporar la mezcla de especias, salpimentar y rehogar a fuego suave hasta que la cebolla esté tierna. Añadir el tomate, mezclar bien y rehogar unos minutos más.

Añadir las patatas y cocinar durante unos minutos mezclando bien para integrar los sabores. Añadir el zumo de limón. Servir espolvoreado con cilantro fresco picado.



Fuente: Cocina india para occidentales (Anand Singh Negi).

10 septiembre 2017

SANGRÍA #manzanitalafantásticaTS

¡Vuelta al cole! O mejor dicho, retomamos la actividad habitual y volvemos a los retos en los que participo ¡que ya es hora! Hoy es día 10 y nuestras amigas de La Cocina Typical Spanish decidieron proponernos preparar ese plato tan típico de nuestras cocinas basado en un ingrediente versátil, que existe en todas las cocinas del mundo, que se encuentra en cualquier época del año y que nos permite tanto platos dulces como salados: la manzana.

No me apetecía hornear la típica "tarta de", entre otras cosas porque no está dentro de mis favoritas así que me puse a pensar y me vino a la cabeza una de nuestras bebidas emblemáticas que, además, me ha tocado preparar más de una vez este verano y que, al menos en mi casa, siempre lleva manzana.

Estoy segura de que habrá tantas recetas como casas pero yo os propongo la mía que es la que hago siempre. A mí no me gusta añadirle ningún alcohol más que el del vino así que no lo encontraréis en mi receta.

Ingredientes: 1 botella de vino tinto; 2 melocotones; 1 manzana; 1 limón: 1 naranja; 1 rama canela; 2 cucharadas de azúcar; 1/2 botella gaseosa o Sprite; hielo.

Preparación: Pelar los melocotones, la naranja y la manzana y cortar en cubitos. Poner en una jarra y regar con el zumo de limón. Añadir el azúcar y cubrir con el vino, dejando reposar durante al menos 1 hora.

A la hora de servir, añadir la gaseosa o Sprite (con un ligero toque a limón) y algunos cubitos de hielo y mezclar muy bien con un cucharón. ¡A disfrutar!


Pues con esta receta participo en la iniciativa #manzanitalafantásticaTS y me voy a visitar que otras delicias con manzana han preparado mis compis.



07 septiembre 2017

CRUJIENTES DE AGUACATE CON SALSA DE CILANTRO

Reconozco que el aguacate no es uno de esos frutos que me apasionan...sintiéndolo mucho no encuentro que tenga ningún sabor...Seguramente mis amigas mexicanas me matarían si me oyeran hablar así de un icono de su gastronomía pero es lo que hay...para mi no tiene "chiste".

Lo consumo, fundamentalmente, en mi batido mañanero porque se que me aporta muchos nutrientes y la suficiente materia grasa saludable, o cuando hacemos tortitas y preparo mi guacamole. Así que la receta que os traigo hoy es uno de esos intentos de convertir algo para mí insípido en un entrante con cierta gracia...¡a ver si os gusta!

Ingredientes para los crujientes: 1 aguacate; 1/2 lima; harina; 1 huevo; pan rallado; 1 cucharadita especias cajún.

Ingredientes para la salsa: 100 g yogur griego; 1 cucharada cilantro fresco picado; 1 diente ajo; sal; pimienta.

Preparación: Preparar la salsa mezclando el yogur con el cilantro picado y el ajo pelado y muy picado. Salpimentar al gusto y conservar en la nevera.

Pelar el aguacate, cortar en gajos y rociar con el zumo de lima. Mezclar en un plato la harina con las especias cajún y en otros dos poner el huevo batido y el pan rallado. Pasar cada gajo de aguacate secuencialmente por la harina, el huevo y el pan rallado y colocar sobre la bandeja de horno forrada con papel sulfurizado.

Hornear a 180 ºC por ambos lados hasta que estén dorados. Servir acompañados de la salsa para mojar. ¡Un snack estupendo!




04 septiembre 2017

SALSA RAVIGOTTE HOLANDESA

Hoy os traigo una de las salsas más famosas y consumidas en Holanda, aquí denominada como ravigottesaus. Su origen está en la cocina francesa pero, curiosamente, no en la clásica sauce ravigote (por el nombre lo parecería) sino en la no menos famosa rémoulade, a base de mayonesa y mostaza y parecida a la salsa tártara.

Como quiera que fuere, y con la excusa de preparar otra receta muy famosa en Holanda que os contaré otro día, os traigo esta salsa tal como la preparamos en casa y que, seguro, os va a encantar...si la acompañáis de unas ricas patatas fritas.

Ingredientes: 6 cucharadas mayonesa; 3 cucharadas crème fraîche; 2 cucharadas alcaparritas; 8 pepinillos en vinagre; 2 cucharaditas mostaza Dijon; 40 ramitas cebollino; 2 cucharadas perejil fresco picado; 1 cebolla pequeña; 2 cucharaditas estragón seco; 2 cucharaditas azúcar; sal; pimienta.

Preparación: Picar por separado el cebollino, las alcaparras, los pepinillos el perejil y la cebolla pelada.

Poner la mayonesa, la crème fraîche y la mostaza en un bol y mezclar muy bien. Añadir el resto de ingredientes y mezclar con una cuchara hasta integrar todo de forma homogénea. Salpimentar al gusto. Enfriar en la nevera antes de servir.


01 septiembre 2017

ENSALADA DE GERMINADOS DE LENTEJAS

Volvemos del descanso vacacional con energías renovadas y vamos a empezar el mes con una receta de lo más sana y, de paso, os cuento un poco en que he andado metida últimamente...


Confieso que es la primera vez que me pongo a preparar germinados en casa. Creo que cuando eramos pequeños, en el colegio, nos hacían realizar un experimento que consistía en germinar una judía en un trocito de algodón húmedo pero ¡Dios! de eso hace siglos...

En fin, que un día hablando con una compañera de trabajo sobre el tema me comentó que ella preparaba los germinados en casa de una manera muy sencilla. Así que me puse manos a la obra...¡y es adictivo!

Los brotes o germinados tienen una larga historia dentro de la alimentación humana, principalmente porque se pueden cultivar en cualquier época del año y por su alto contenido en nutrientes (proteínas, ácidos grasos esenciales, clorofila y vitaminas) si los comparamos con las plantas ya desarrolladas.

Los primeros que he preparado (pero no serán los últimos) son los de lentejas, moderadamente bajos en calorías, que contienen (por cada 100 g) 9% de proteína, 22% de carbohidratos, menos de 1% de grasa y son una fuente de calcio, magnesio, fósforo y potasio, además de vitaminas A y C. Para su preparación necesitáis un bote de cristal grande (crecen mucho) y gasa estéril.

El primer día se ponen las lentejas que cubran el fondo del bote de cristal y se añade agua limpia, dejándolas toda la noche en reposo. Al día siguiente eliminar el agua por completo, cubrir la abertura del bote con gasa y sujetar con una goma elástica o con cuerda alrededor para que no se salga y colocar el bote inclinado 45 º sobre una fuente. De esa forma el agua escurre a través de la gasa y no queda en el interior empapando las lentejas (lo cual haría que se pudrieran).


A partir de ahí y durante 4 días, mojar las lentejas abundantemente con agua limpia (dos veces al día) y escurrir cada vez colocando el bote en la posición indicada. Veréis que enseguida empiezan a salir los germinados.

 

Finalizado el proceso (que podéis hacer con otras semillas como alubia, arroz, avena, calabaza, garbanzo, guisante, maíz, nabo, soja y trigo), los germinados bien lavados y escurridos se guardan en la nevera en el mismo bote de cristal cerrado. Sus beneficios y propiedades son muchos. Además de favorecer el tránsito intestinal y reducir el estreñimiento, captamos menos grasa de la dieta y ayuda a reducir niveles de colesterol en sangre.

Se pueden consumir crudos pero, dado que se manipulan en casa y la humedad puede favorecer el crecimiento de bacterias, la FDA (la agencia que regula los alimentos y medicamentos que se pueden comercializar) recomienda que los niños, ancianos, mujeres embarazadas y personas que tengan el sistema inmune debilitado eviten comer granos germinados crudos, y que primero los cuezan ligeramente.

Espero que os animéis porque es realmente divertido. Y ahora vamos con la receta...

Ingredientes: germinados de lentejas; 2 tomates; 100 g queso feta; 6 pepinillos en vinagre; 1 zanahoria rallada; 1/2 nabo rallado; 6 cucharadas aceite; 3 cucharadas vinagre; 1 cucharadita mostaza; 1 cucharada miel; sal; pimienta.

Preparación: Escaldar los germinados durante 3 minutos. Sacar con una espumadera y colocar en un recipiente con agua/hielo.

En la ensaladera colocar los tomates cortados, el queso feta en dados, la zanahoria y el nabo rallados, los pepinillos cortados y los brotes de lentejas escurridos y secos. Mezclar.

Preparar el aliño con el resto de ingredientes hasta formar una emulsión y verter por encima de la ensalada. Servir fría.



16 julio 2017

FATTOUSH #CocinasdelMundoVerano

Tercer domingo de mes y toca Reto Cocinas del Mundo y, como viene siendo habitual, la anfitriona de este mes que es Tere, de Casa Tere, nos da carta blanca para viajar donde queramos...eso si, tenemos que traernos alguna receta refrescante que para eso celebramos la edición "Verano".

Pues será porque siendo andaluza debo tener genes árabes en mis ancestros o será porque las causalidades existen, me apetecía preparar alguna de las miles de "recetas pendientes" de esa lista que todos tenemos así que me decanté por un plato muy típico de los países árabes del mediterráneo oriental, ni más ni menos que el fattoush.

Esta ensalada lleva diferentes tipos de hortalizas, hierbabuena y pan de pita tostado cortado para acompañar y va condimentada con una mezcla de especias que se conoce como sumac...un momento...¿no tenía yo un bote de sumac en la despensa desde que me lo traje de Turquía? ¡Siiiiiiiiiiii! ¡Receta decidida!

Si nunca la habéis probado, el sumac tiene un color púrpura precioso y un sabor ácido que recuerda al del limón y es un ingrediente esencial en la cocina de Oriente Medio. De hecho, se utilizaba antes de la introducción de los limones en la cocina por parte de los Romanos.

Pues vamos con la receta que es bien fácil.

Ingredientes: 4 panes pita pequeños; 1 diente ajo; zumo de 1/2 limón; 1 cucharada vinagre; 4 cucharadas aceite; 1/2 cucharadita sumac; 2 tomates grandes (unos 500 g); 1 pepino grande; 3 cebolletas; 10 g perejil; 10 g hierbabuena; 8 rabanitos; 100 g queso feta.

Preparación: Precalentar el horno a 200 ºC. Tostar los panes de pita durante 15 minutos, dejar enfriar y cortar cada uno en 4. Reservar.

En el vaso de la batidora poner el ajo pelado y picado, el zumo de limón, el vinagre, el aceite y el sumac y batir bien para emulsionar la vinagreta con la que vamos a condimentar la ensalada. Reservar.

Lavar los tomates y cortar en trozos irregulares. Pelar el pepino y cortar en láminas finas y estas por la mitad. Limpiar las cebolletas (yo uso las que hay aquí que son del tamaño de los ajos tiernos) y cortar en aritos, incluyendo un poco de la parte verde. Cortar el queso feta en daditos (esto es opcional, yo lo he puesto porque quedaba muy bien con la combinación final). Limpiar los rabanitos, quitar los extremos y cortar en rodajitas. Picar las hojas de hierbabuena y perejil.

En un bol grande, para poder mezclar bien, poner los tomates, pepino, cebolleta, queso feta, perejil y hierbabuena y aliñar con la vinagreta. Mezclar muy bien y colocar en el plato para servir. Decorar con los rabanitos por encima, espolvorear sumac por encima y acompañar con el pan de pita tostado. Servir.




Pues con esta receta participo en el Reto Cocinas del Mundo - Verano y me despido hasta septiembre ya que el blog se va de vacaciones que ya toca. ¡Besitos!


13 julio 2017

CONVERSANDO CON...COCINEANDO CON ROSA

¡Holaaaaaaaa! como sabéis l@s que seguís mi Reto Cocina Regional Italiana, en esta edición 2.0 tenemos anfitrionas cuya misión principal es elegir las recetas (de nuestro libro viajero) que vamos a cocinar.

La octava (y penúltima) anfitriona que nos ha acompañado durante el mes de junio pasado es mi dulce Rosa, del blog Cocineando con Rosa. Ella nos propuso preparar la zuppa alla pavese y la crema di mascarpone.


Rosa llegó no hace mucho a nuestro reto viajero italiano pero lo ha llenado de dulzor, tal y como es ella. Para conocer un poquito más a esta chica asentada en Barcelona, que combina su pasión por la cocina con el diseño y la realización de tags, vamos a conversar un ratito con ella...sentaos a disfrutar...

- ECDM: Rosa, estoy encantada contigo en el reto ¡que lo sepas! Y aunque yo ya lo se cuéntanos cómo descubriste que te apasionaba la cocina...¿Hay alguna persona o lugar que haya marcado tu inicios?

- Rosa: Al contrario que la mayoría de las personas que tiene vocación desde pequeñas por lo que leo, que ayudan a sus madres o abuelas en la cocina y, desde entonces, les surge esa pasión por la cocina, yo descubrí que me apasionaba hará unos 5 años. Cocino para mi casa desde los 22 años, cuando me casé por primera vez, porque tenía que hacerlo, sin desagradarme ni apasionarme, algo normal, pero fue hace unos 5 años que empezaron a dar por TV los concursos de cocina Top Chef, Masterchef y Pesadilla en la cocina y fue ver cocinar y ahí me entró la pasión. Ahora es algo que me apasiona, descubrir nuevos productos, descubrir nuevas recetas, mi momento de meterme en la cocina a cocinar ahora es para mi un momento de satisfacción y felicidad.

- ECDM: Curioso si que es jejejeje ¿Recuerdas cuál fue la primera receta que preparaste?

- R: No, sinceramente no puedo recordarla.

- ECDM: O_O Bueno...seguro que estaba rico jajajajaja. ¿Cómo se te ocurrió el nombre “Cocineando con Rosa”?

- R: Por mi rebeldía. Soy una persona que, cuando puede, huye de lo establecido, de lo normal y del hacer todo como todo el mundo, me gusta ser diferente y cambiar lo establecido. Sé que se dice "cocinando" en vez de "cocineando" pero está hecho a propósito, para no decirlo como se debe de decir correctamente y para ser diferente.

- ECDM: Pues que sepas que yo digo mucho lo de "cocineando"...debe ser que en el sur hablamos mal jajajajaja. Y dime ¿cuáles eran tus expectativas a la hora de comenzar tu blog y qué ha cambiado desde entonces?

- R: Lo abrí sin expectativas, la verdad, simplemente porque el mundo bloguero me gusta, tengo ya un blog de diseño de firmas desde hace varios años (http://rosatags.blogspot.com) y se me ocurrió abrir otro de cocina simplemente para compartir mis recetas y experiencias en la cocina. Lo que ha cambiado desde que lo abrí, no hace ni un año, es que ha crecido aún más mi pasión por la cocina y las ganas de publicar en él.

- ECDM: ¡Pipiolina eres! ¡Pero es adictivo, ya verás! ¿Qué destacarías de la experiencia de tener un blog?

- R: En primer lugar el conocer a personas maravillosas como tú. También el contacto con la gente que te lee y te sigue es muy bonito, cuando te escriben para comentarte o preguntarte algo sobre tus recetas, estas cosas te animan a seguir.

- ECDM: Bueno, bueno, no exageremos (ejem), tu que me ves con buenos ojos jajajajaja ¡Y me vas a poner coloraita! Dinos qué podemos encontrar en tu blog...

- R: Recetas principalmente, pero también información sobre temas de cocina que me han parecido interesantes a mi y que creo que puede interesar a quién me sigue. Recetas de mi madre, recetas de chefs famosos que he hecho, recetas de amigas que me las mandan para que las haga y las publique en el blog y nuevas recetas que voy descubriendo y haciendo, aparte de las mías que siempre he hecho.

- ECDM: Bien, un poco de todo, como a mi me gusta. Vamos a entrar en materia...¿cuál es ese ingrediente que nunca puede faltar en tu cocina, el ingrediente fetiche? ¿Hay algo que nunca cocinarías?

- R: Como ingredientes fetiche que nunca pueden faltar son dos, por un lado ajo y cebolla que para mi van unidos, me encanta que mis platos lleven ajo y cebolla siempre que se los pueda poner claro. Y por otro lado las especias, tengo un armario lleno de especias de todo tipo y de todo el mundo, me gusta probarlas, descubrirlas y experimentar con las nuevas que voy consiguiendo y que no conocía. Algo que nunca cocinaría sin duda alguna son los sesos, de pequeña mi madre por recomendación del médico los ponía triturados en la sopa y me producían nauseas, es lo único que nunca comería ni cocinaría, como de todo y me gusta todo, soy de muy buen comer y no le digo que no a nada, menos a los sesos.

- ECDM: ¡Pues ya somos dos! En lo de los sesos (¡puag!) y en lo de las especias jejejejeje ¿Cuál dirías que es ese plato que te lleva a tu infancia sólo con olerlo?

-R: El estofado de carne con patatas de mi madre, lo hacía mucho porque nos gustaba a todos y lo bordaba, tengo ya la receta publicada en el blog.

- ECDM: ¡Que no falte en ninguna casa un buen estofado de la mamá! Seguro que tienes alguna anécdota divertida que contarnos que te haya ocurrido en la cocina...

- R: Para mi lo más divertido es cuando algo te sale mal, la primera vez que haces algo no siempre te sale bien cuando es algo que tiene su elaboración y no es fácil. No hace mucho, estaba yo amasando por primera vez en mi vida, precisamente con una receta del reto de cocina regional italiana, la "crostata de mirtili", tenía las manos totalmente pegajosas porque acaba de empezar a amasar y me suena el timbre, era mi hermano, que cuando vio el panorama de mis manos pegajosas y una mezcla pegajosa en mi mesa de cocina se empezó a reír preguntándome que para que quería esa "masilla" (él es pintor decorador y suele usar la masilla para tapar agujeros). Fue un momento divertido de los dos riéndonos, ya no pude acabar de amasar bien y no me salió bien la masa pero nos reímos un rato los dos.

- ECDM: jajajajaja cuantas veces nos habrán pillado (literalmente) ¡con las manos en la masa! Me gustaría saber si tienes alguna manía a la hora de cocinar...

- R: No, la verdad es que no suelo tener manías de ningún tipo en ningún aspecto de mi vida.

- ECDM: ¡Perfecto! ¿Sigues algún cocinero en especial, ya sea español o extranjero?

- R: Por supuesto. Respecto a cocineros extranjeros soy fan de Gordon Ramsey, me encanta verlo en Pesadilla en la cocina USA y me encanta como cocina. Y de españoles tengo dos (o tres según se mire), los Hermanos Torres y Jordi Cruz, a los que conozco personalmente y me he hecho fotos con ellos, aunque no por ese motivo me gustan, sino por su cocina que es espectacular en los dos casos.

- ECDM: ¡Que envidia me corroe! ¡Con Jordi! jajajajajajaj ¡Me encantaría! ¡La próxima vez que vaya a Barcelona me lo presentas! jajajajajaja Ahora en serio...¿a qué dedicas tu tiempo cuando no estás blogueando?

- R: Si no estoy blogueando en ninguno de mis dos blogs, estoy o haciendo "tags" o firmas con un programa de diseño para mi blog de firmas, o estoy cocinando algo o simplemente pasando el tiempo con mi marido y mi perrita Nina a los que amo y adoro. Haciendo esas tres cosas ya soy feliz y es donde dedico mi tiempo libre.

- ECDM: ¿Por qué decidiste apuntarte al Reto Cocina Regional Italiana en el que participas?

- R: Porque soy una apasionada de la cocina italiana y eso me viene dado de haber vivido en Pavia 9 meses por allá en el 2001, en ese tiempo conocí muy bien la cocina italiana porque comía mucho en restaurantes y descubrí que la cocina italiana no es sólo pasta y pizza. ¡Me encanta!

- ECDM: Ese es, precisamente, el espíritu de este reto, que no todo es pasta y pizza y creo que después de 3 años hemos convenicdo a más de una jejejeje ¿Qué ha supuesto para ti ser anfitriona del reto?

- R: Una gran ilusión y felicidad que tengo que agradecerte nuevamente Maggie.



- ECDM: Y ya por último, ¿cuál de las recetas en las que has participado hasta ahora elegirías como "imperdible"? ¿Por qué?

- R: De todas las que he hecho hasta ahora con la que me quedo por su dificultad pero por su resultado impresionante y sorprendente es el Sartú di riso napolitano, esta receta no la conocía y la hice para el reto por primera vez pero ya ha formado parte de las recetas que cocino y cocinaré habitualmente, me enamoró, está espectacular!!!

- ECDM: Me alegro mucho...¡gracias guapa!

- R: Gracias a ti siempre Maggie, un placer haberte conocido a ti y a tu maravilloso blog, de las cosas buenas que me ha dado tener mi blog de cocina.

Lo que yo te diga...¡acabará poniéndome colorada! Un placer haber compartido este tiempo contigo y nos vemos a la vuelta. ¡Besos!

10 julio 2017

(MI)CHELADA #TSViajero17

Después de algunos meses en los que no he podido participar, vuelvo hoy día 10 con la nueva iniciativa de nuestras amigas de La Cocina Typical Spanish que, en el mes de julio, como ya es tradición, tenemos libertad para elegir destino.

Sólo había un requisito: que el viaje fuera sentimental. Y será porque en todo el año no me he cogido vacaciones y que realmente las necesito porque estoy muuuuuuuuuuuuuy cansada, enseguida tuve claro a donde iba a viajar...aunque fuera con la mente. Cuando se vive en Holanda, y no es un mito, lo que más se echa de menos son las horas de sol y, en mi caso, además la cercanía del mar (mi playa más cercana está a 30 minutos y ya es un lujo jejejeje). En fin, que mi mente se fue directa a México y su Riviera Maya. 


Hace cuatro años, más o menos por estas mismas fechas, mi Danny y yo nos marchamos a hacer uno de los viajes más bonitos que hayamos tenido la suerte de hacer jamás. Mi sueño había sido siempre bucear en los cenotes así que la excusa la teníamos. No voy a describir el viaje completo porque podría estar horas y no es cuestión de aburrir pero destacaré (aparte de los cenotes claro) la increíble experiencia de nadar con tiburones ballena, las marquesitas que probamos en Valladolid, la inmensidad de Chichen Itza y el color de la arena y del agua...¡Sin duda volveremos!




Así que pensando en México y en nuestras tardes de relax en las hamacas de la playa de nuestro hotel, venga cocktail p'arriba, venga cocktail p'abajo, que yo creo que nos probamos todos los que había en la carta, se me ocurrió preparar una bebida que quizás no es tan conocida y que venía al pelo con el ansia de calorcito y los recuerdos de tan maravilloso viaje.


Según cuentan en esta página, la chelada (originalmente "michelada") es una de las bebidas más icónicas de México, un cóctel económico a base de cerveza ideal para tomar cuando aprieta el calor. Aunque existen varias teorías, la que parece más certera apunta a que el origen está en San Luis Potosí, concretamente en el Club Deportivo Potosino, en cuyo bar se reunían sus socios tras hacer deporte. Cuentan que en los años 70 un señor de nombre Michel Esper llegó al club para jugar un partido de tenis pero antes pasó al bar por una cerveza y le echó a su gusto sal, limón y salsa picante, el resultado fue tan placentero que los días siguientes llegó ordenando al barman "prepárame otra como la de del otro día, una michelada (tomando su nombre de pila)". La bebida empezó a hacerse popular allí hasta que se propagó rápidamente.

La chelada no lleva salsa picante como la michelada y esta es la receta que yo os traigo. Vendría a ser como la variante mexicana de nuestra "clara de limón" pero natural. ¡Y tengo que reconocer que está bien buena!

Ingredientes: 1 cerveza ligera (tipo Sol); 1/2 lima; sal; guindilla molida; hielo.

Preparación: Escoger una copa grande o una jarra, mojar el borde con zumo de lima y untar de sal pasando el borde por un plato con sal.

En el fondo de la copa/jarra poner 1/2 cucharadita de sal y guindilla molida al gusto. Añadir el zumo de media lima y cubrir con hielo picado hasta la mitad. Añadir finalmente la cerveza y mezclar con una cucharita. Servir el cóctel inmediatamente.


Pues con esta bebida refrescante participo en la iniciativa TSViajero17 y os deseo unas muy felices vacaciones (si las tenéis) y nos vemos a la vuelta. ¡Sed buenos!


04 julio 2017

CREMA DI MASCARPONE - RETO DULCE CRI: LOMBARDIA

Última propuesta dulce del Reto Cocina Regional Italiana antes de la pausa veraniega y vamos con una receta multiusos, elegida por nuestra anfitriona de este mes Rosa, del blog Cocineando con Rosa, que no ha querido hacernos trabajar con estos calores y nos lo ha puesto bien facilito.

Yo tengo mi propia versión de esta receta con la que preparo el tiramisú, tal como me lo enseñó una compañera italiana con la que trabajaba en Parma hace casi 20 años. Y esa es la receta que yo he seguido porque queda espectacular.

Ingredientes: 250 g mascarpone; 2 huevos; 100 g azúcar; 1 chupito ron.

Preparación: Separar las claras de las yemas. Batir las yemas con el azúcar durante 5 minutos para que se forme una crema. Incorporar el mascarpone, batiendo bien para que no queden grupos. Añadir el ron y continuar batiendo. Batir las claras a punto de nieve. Incorporar a la crema con movimientos envolventes. Dejar enfriar en la nevera al menos 1 hora. Servir en copas espolvoreados con pavesini de chocolate triturados.

Como había hecho la propuesta de utilizar la crema para hacer algo, yo he preparado además unos dulces que he bautizado "Michelini" porque son muy parecidos a los Miguelitos pero en versión italiana jajajajaja. ¡Espero que os guste!



Esta receta de la crema de mascarpone es la típica de la región de Lombardia, cuya capital es Milano. De hecho, el mascarpone es un queso típicamente lombardo hecho de crema de leche, inventado y producido principalmente en la campiña entre Lodi y Milán. Según la tradición, esta crema se sirve en Navidad para acompañar un trozo del famoso panettone, también originario de Milano. También es excelente como base para preparar el tiramisu.


A pesar de haberla modificado, os dejo la receta original del libro como siempre:


Y ahora vamos a ver las aportaciones de las participantes, a ver con que nos sorprenden...Desde luego son golosas porque hay muchas jajajajaja ¡GRACIAS!

Nieves, desde La cajita de nieves y elena, nos trae su versión con lenguas de gato para afrontar los calores de Madrid...¡ricaaaaaaaa!

Rosa, desde Un toque de canela, se ha vuelto a decantar por el dulce (¡que raro!) y nos trae esta versión con mermelada y galletas ¡estupenda!


Thais, desde Recetario sano, se estrena en el reto y no ha querido perderse la crema con la que ha hecho unos ricos crepes


Nati, desde Poesia culinaria-sabores de nati, ha preparado una versión con otro queso y ha aprovechado para hacer soletillas...¡menuda pinta!


Nuestra anfitriona Rosa, desde Cocineando con Rosa, ha preparado su crema acompañada de sirope de fresas ¡que maravilla!


A Mar la crema le ha encantado para mojar galletas pero ha triunfado con los hojaldritos rellenos ¡chulisimos!


Marisa, desde Thermofan, ha hecho su versión sin azúcar y con vino de Oporto que ha quedado riquísima


Y finalmente Maribel, desde Sweet blessings, dice que es todo un imprescindible de ahora en adelante jejejejeje

Pues ahora si que el reto se toma unas vacaciones y volveremos después del verano con nuevas propuestas. Mientras tanto ¡sed felices!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...