English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Arabic Chinese Simplified
TRANSLATE!

15 octubre 2017

PANCIT #CocinasdelMundoFilipinas

Tercer domingo de mes y volvemos a coger la maleta gastronómica para viajar a un nuevo destino de la mano del reto Cocinas del Mundo. Esta vez nos vamos a visitar Filipinas, de la mano de Concha, de Cocina y Aficiones, que ha elegido este país insular del sudeste asiático.La cocina filipina no solo se encuentra influenciada por las cocinas asiáticas vecinas sino también por la cocina española debido a tres siglos de colonización hispana.

Este mes quería decantarme por algo fácil y rápido ya que no andaba muy bien de tiempo así que me decidí por un plato que seguro que en casa iba a gustar mucho ya que se parece bastante a algunos de la cocina indonesia que solemos preparar. En este caso he elegido el pancit o pansit, a base de fideos de arroz, introducidos inicialmente en la cocina filipina por los colonos filipinos chinos en el archipiélago y adoptados con el paso de los siglos en la cocina local. Este plato está tan extendido en la gastronomía filipina que existen establecimientos de comida especializada en fideos llamados panciterias.

De acuerdo con la tradición alimentaria dictada por los chinos, los fideos se deben comer en el cumpleaños de uno; por eso, normalmente se sirven en celebraciones de cumpleaños pero, dado que "los fideos representan una larga vida y buena salud, no deben cortarse para no estropear el simbolismo".

Hay muchas recetas de pancit según los ingredientes utilizados. Este que yo he preparado es a base de verduras, pollo y gambas y tardareis muy poco en cocinarlo ¡ya veréis!.

Ingredientes: 1 pechuga pollo; 25 gambas frescas (con cola); 1 cebolla; 2 dientes ajo; 1 zanahoria; 1/2 col; 250 g fideos de arroz; 3 cucharadas salsa soja (ketjup manis); 1 cucharada salsa de pescado; sal; pimienta; 500 ml caldo de carne; aceite; 1 limón; 1 trozo de parte verde del puerro picado.

Preparación: Pelar la cebolla y los ajos y picarlos. Raspar la zanahoria y cortar en finas tiras. Cortar la col en tiras finas. Cortar el pollo en daditos.

En un wok poner 3 cucharadas de aceite y rehogar la cebolla y el ajo durante unos minutos, removiendo. Añadir la zanahoria y la col y continuar rehogando durante 5 minutos. Salpimentar al gusto. Sacar las verduras a una fuente y reservar.

En el mismo wok volver a poner 3 cucharadas de aceite y saltear el pollo, previamente salpimentado, hasta que pierda el agua. Añadir las gambas y saltear hasta que cojan color. Sacar y reservar con las verduras.

Poner el caldo en el wok a calentar junto con 1 cucharada de salsa de soja y 1 cucharada de salsa de pescado y, cuando esté hirviendo, añadir los fideos humedeciéndolos en el caldo. Dejar que hierva de nuevo y apagar el fuego. Tapar y dejar durante 3 minutos. Soltar los fideos con la ayuda de un tenedor y, con la ayuda de la tapa, eliminar el exceso de líquido que no hayan absorbido.

Volcar sobre los fideos las verduras, pollo y gambas y cocinar todo junto. Añadir 2 cucharadas de salsa de soja y el zumo de un limón, remover bien todo y servir espolvoreado con la parte verde de un puerro para dar un toque crujiente y fresco. ¡Rico rico!



Pues con esta receta tan sencilla participo en el Reto Cocinas del Mundo - Filipinas y ahora me voy corriendo a ver las aportaciones de mis compis. ¡Hasta el próximo destino!


10 octubre 2017

FRICANDÓ #tiranmas2setasTS

Día 10 y volvemos con una nueva iniciativa de nuestras amigas de La Cocina Typical Spanish y esta vez se les ha ocurrido la genial idea de cocinar con unos de los productos más otoñales: las setas y hongos. A mi, personalmente, me encantan y en mi nevera siempre hay...pero de lo que encuentro en el supermercado holandés.

La receta que quería cocinar la tenía muy clara y se ha ido haciendo más especial conforme han ido pasando los días. Porque la entrada de hoy es una de las más difíciles que he escrito y, a la vez, más cargada de esperanza. Yo tenía muy claro que quería hacer mi particular homenaje a una tierra que aprendí a querer y que fue mi casa durante 10 años: Cataluña.


Viviendo lejos de España, estos días han sido muy duros y tristes para muchos, para mi también. Soy holandaluza y española, ya lo he dicho mil veces, y siento a mis paisanos catalanes como lo que son, mis hermanos, más allá de cualquier ideología política. Por suerte para mi, tengo una familia internacional con sobrinos holandeses de origen surinamés, sobrina española con origen italiano, cuñada brasileña y hermanos españoles y holandeses. Nos consideramos ciudadanos del mundo y no puedo, sinceramente no puedo, entender que en un mundo global donde todos somos hermanos, alguien quiera levantar más fronteras.

Después de tanta sinrazón, de tanta tristeza, hace unos días se encendió una luz de esperanza. Tuve el privilegio de asistir, a través de las RRSS, a la solidaridad más pura por parte de la ciudadanía volcándose con sus hermanos catalanes. Ha sido muy muy emocionante ver que la gente saca lo mejor de si mismo para apoyar a quienes durante mucho también se han visto coartados en su libertad. Así que con el corazón lleno de alegría y lágrimas de pura emoción me puse a cocinar esta receta típicamente catalana.

Aunque su origen se encuentre en el fricandeau francés, la versión catalana se remonta a 1767 y, en la actualidad, es uno de los platos con setas más famosos de la gastronomía catalana. Dicen los expertos que las mejores setas para utilizar en esta receta son los rossinyols de pi pero, en mi caso, me he tenido que conformar con una mezcla de setas variadas como las que os muestro:


La receta original, que he extraído de aquí, lleva vino blanco pero yo, para darle un toque he utilizado un poco de vermut casero catalán que me quedaba. Además, como soy una apasionada de las hierbas y especias, le he puesto tomillo y romero que creo que le va muy bien.

Ingredientes: 400 g ternera; 350 g setas; 1 cebolla; 200 g tomates en dados/salsa; 1 vaso vermut; 2 vasos caldo de carne; sal; pimienta; tomillo; romero; harina.

Preparación: Cortar la ternera en dados pequeños, salpimentar y enharinar. En una sartén con un fondo de aceite ir friendo la carne por todos lados hasta que tome color. Sacar y reservar. Reservar el aceite.

En una cazuela poner unas cucharadas de aceite y sofreír la cebolla pelada y picada junto con el tomate (yo he usado un bote de tomate natural en dados junto con su salsa) a fuego suave durante unos minutos.

Añadir la carne rehogada junto con las setas cortadas y mezclar bien. Salpimentar y añadir el tomillo y romero.

En el aceite de hacer la carne añadir el vermut para recuperar todo el sabor y añadir a la cazuela dejando cocinar unos minutos. Finalmente añadir el caldo, remover y dejar cocinar a fuego suave durante 45 minutos. Apagar y dejar reposar tapado durante 5 minutos.

Yo lo he acompañado de patatas fritas y está de mojar pan y no parar...



Pues con esta receta cargada de emociones participo en la iniciativa #tiranmas2setasTS y me voy a ver que han hecho mis compis de reto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...