English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Arabic Chinese Simplified
TRANSLATE!

17 noviembre 2017

LASSI DE MELÓN #CongelandoElVeranoII

Hoy os traigo mi segunda contribución al proyecto que nos proponía mi amiga Marisa, ¨Congelando el verano II". El año pasado ya participé con mi daiquiri de moras y este año nos propuso volver a congelar el verano, eligiendo alguna fruta o verdura de verano que todavía estuviera a nuestra disposición y, siguiendo las pautas que nos indicaba en su tutorial, congelarlas para participar en este evento.


Hace unos días os presentaba mi hummus de mango y alubias y nos lo comimos acompañado de una bebida muy refrescante basada en yogur y típica de la cocina hindú, el lassi. En esta ocasión lo he preparado utilizando el melón Galia que congelé y ha quedado muy rico. ¡Además es muy sencillo de hacer!


Para preparar el lassi he utilizado mi último capricho en la cocina, el Nutribullet. Lo cierto es que se me rompió mi batidora profesional hace un mes y decidí que era hora de comprar un sustituto para mis batidos del desayuno y al final me decidí por este...¡y estoy encantada!



Ingredientes: 1/2 melón variedad Galia (troceado y congelado); 250 g yogur griego; 6 hojas hierbabuena fresca; 1 rodaja jengibre fresco; 2 cucharaditas azúcar; agua (al gusto).

Preparación: Poner el melón sin descongelar en el vaso del robot. Añadir las hojas de hierbabuena, la rodaja de jengibre pelada, el azúcar y el yogur, cubrir de agua fría hasta el límite máximo del vaso y batir durante 1 minuto. Guardar en la nevera cerrado hasta que se consuma.

En el momento de servir distribuir en dos vasos con pajitas.


Pues con esta receta tan refrescante celebramos el proyecto #CongelandoelveranoII y aquí mismo podéis ver el resto de participantes.


15 noviembre 2017

RECOPILATORIO SALADO DEL RETO COCINA REGIONAL ITALIANA

El Reto Cocina Regional Italiana comenzó a finales de 2013 para conmemorar que este humilde blog celebraba, por entonces, su segundo cumpleaños. Las primera receta salada se publicó un 3 de febrero de 2014 y, desde entonces, hemos celebrado nada menos que 78 encuentros culinarios en los que han participado 29 amigas que han cocinado un total de 172 recetas saladas, con 12780 visitas en los correspondientes recopilatorios, y el reto se ha convertido en una de las experiencias más gratificantes de esta increíble andadura con el blog.


A lo largo de las dos ediciones que llevamos, el reto se ha ido haciendo más y más grande gracias a sus participantes, que se han atrevido a todo lo propuesto, que han aprendido un sinfín de cosas nuevas y en las que espero haber despertado también la pasión por la cocina tradicional italiana, más allá de la pizza y de la pasta.

Estoy muy orgullosa de todo lo que ha pasado en este reto y es justo que ahora recordemos lo que hemos aprendido así que, con todo mi cariño, vamos a hacer un repaso por las recetas saladas que nos hemos traído de cada rincón de la bella Italia.


Comenzando por orden alfabético, de Abruzzo, región de la Italia central a orillas del Adriático y cuya capital es L'Áquila, nos trajimos un pescado diferente, Baccalà con sedano (la tercera receta más visitada), unos huevos en forma de Frittatine all'abruzzese y una deliciosa pasta fresca, los famosos Maccheroni alla chitarra.


Desde la poco conocida región sureña de Basilicata, bañada por los mares Tirreno y Jónico y con capital en Potenza, nos trajimos un pollo con setas y patatas que tuvo un éxito fabuloso.


Calabria, conocida en la antigüedad como Bruttium, es la famosa punta de la bota y su capital es Catanzaro. De allí vino una nueva receta de pescado, el tonno fresco con salsa.


Mucho más conocida es Campania, al suroeste y con capital en Napoli. Desde esta maravillosa región, que combina la belleza de los Apeninos con las cristalinas aguas del Tirreno, vienen el arrosto ripieno alla napoletana, las melanzane alla napoletana, el sorprendente sartù di riso y la pizza rustica que no es pizza.


Viajamos también a Emilia-Romagna, mi segunda casa, en plena llanura padana y con capital en Bologna. Desde allí nos trajimos la tarta salada erbazzone, la famosa piadina con relleno a elegir por las participantes y la típica pasta fresca con legumbres de la zona, los pisarei e fasò piacentini.


Friuli Venezia Giulia, con capital en Trieste, es la región ubicada en la Italia nororiental, salida natural al mar para muchos países de Centro Europa. Desde allí vino un guiso con nombre muy español, la jota.


Llegamos al centro de la península itálica y visitamos Lazio, con capital en Roma, situada entre los Apeninos y el Tirreno y cuna de la civilización romana. De allí nos llevamos un estupendo agnello in salsa di acciughe y una sopa riquísima, la zuppa di baccalà alla romana.


Vamos ahora con Liguria, una región muy estrecha bordeada por los Apeninos, los Alpes y el mar ligure, cuya capital es Genova. Directamente desde allí nos trajimos un guiso, el minestrone con il pesto, y su pasta fresca más famosa, los trofie al pesto, ambos aderezados con la salsa más famosa.


Seguimos por el norte y visitamos Lombardia, con la famosísima Milano como capital, la región más poblada del país y en la que aprendimos a cocinar los gnocchi di zucca y la zuppa alla pavese, que es la receta más visitada de todas las que hemos preparado.


Otra región poco conocida es Marche, a orillas del Adriático y con capital en Ancona, pero es realmente famosa por su industria de calzado de lujo. Desde allí viene una pasta fresca con nombre particular, los strozzapreti.


Desde el Piemonte, al noroeste de Italia y en la frontera con Francia y Suiza, con capital en Torino, nos llega la paniscia di Novara, una especie de risotto muy particular y que fue nuestro estreno en el reto.


Volvemos al sur y es el turno de Puglia, con capital en Bari, el llamado tacón de la bota, una región bañada por el Adriático y el Jónico y sede de dos parques naturales. Desde allí nos llega una especie de empanada, el calzone, y de nuevo una pasta fresca, los cavatelli alla foggiana.


Es el turno ahora de las islas y comenzamos por Sardegna, con capital en Cagliari, la segunda isla más grande del Mediterráneo y un paraíso por sus aguas, que no tienen nada que envidiar al Caribe. Desde allí nos trajimos un guiso que os sonará, la favata.


La siguiente es Sicilia, con capital en Palermo, una región que tuve la suerte de visitar el año pasado y que enamora por sus paisajes y su historia. De su gastronomía aprendimos las cotolette alla siciliana, el pane cunzato (la segunda receta más visitada y el recopilatorio con más participación del reto ¡13!), el risotto con i cacuocciuoli y los zucchini alla palermitana.


Desde la preciosa Toscana, con su incomparable Florencia como capital, nos trajimos tres recetas magníficas, unos cannelloni alla toscana, una carne para regalar a tus comensales, el polpettone alla fiorentina, y una pasta fresca, los tortelli alla maremmana.


Volvemos a las montañas Dolomitas y visitamos el Trentino Alto Adige, con capital en Trento, en la frontera con Austria y Suiza, una región en la que abunda la carne como demuestran las recetas que nos trajimos, una carne con salsa de arándanos, el maiale alle mele y un estupendo pane di ricotta.


Desde Umbria, en pleno centro de la península itálica, la única región sin contacto con el mar y con capital en Perugia, nos trajimos un plato muy sencillo pero exitoso, el acqua cotta.


Y finalmente, de la región de Veneto, con su extraordinaria capital Venezia, fue el origen de nuestra última receta por hoy, el risotto alla sbirraglia.


Espero que os haya gustado y que os animéis a cocinar alguna de las recetas ¡no os arrepentiréis! Y recordad que sigue abierto el concurso ¡no faltéis!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...